Blogia
CINEMA DE PERRA GORDA
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

Gore Verbinski

THE RING (2002, Gore Verbinski) La señal

THE RING (2002, Gore Verbinski) La señal

A veces en esto del cine comercial uno se lleva gratas sorpresas. Y es que sorprende que después de una película tan lamentable como THE MEXICAN (2001) –una de las experiencias cinematográficas más enojosas de ver por este servidor en mucho tiempo-, Gore Verbinski pueda dar vida una película todo lo irregular que se quiera pero finalmente nada desdeñable y, sobre todo, con una logradísima atmósfera de horror que permite que su visionado se contemple no solo con interés, sino con considerable tensión. Me estoy refiriendo a THE RING –subtitulada en España como LA SEÑAL - (2002), nueva versión de RINGU (1998. Hideo Nakata) una película japonesa que goza de la condición de culto y cuyo argumento fue comprado para realizar esta película sin haber estrenado el original en USA.

Curiosa operación –como sucedió en el pasado con LUZ DE GAS (Gaslight, 1940. Theorold Dickinson) ofreciendo pocos años después LUZ QUE AGONIZA (Gaslight, 1944. George Cukor)-, que ha dado como resultado un film realmente atractivo pese a las limitaciones que impone. THE RING relata la tremenda historia de la maldición que impone una grabación en una cinta de vídeo, tras cuyo visionado todos sus potenciales espectadores mueren en extrañas condiciones a los siete días exactos. A dicha maldición cae la periodista Rachel Seller (brillante Naomi Watts, muy lejos de los excesos de 21 GRAMOS) tras la muerte de una gran amiga suya –precisamente por dicho influjo- y su pequeño hijo. Poco después y ante las evidencias va otorgando importancia a esta terrible circunstancia al parecer inapelable, poniéndose en contacto con el padre de su hijo, Noah Clay (inexpresivo Martin Henderson). Tanto Rachel como su hijo Aidan pasando por el propio Noah, ambos serán destinatarios de la maldición, puestos que los tres han visionado la fatídica cinta, de la cual incluso la joven ha realizado una copia para poder proceder al análisis de sus imágenes.

La evidencia de la certeza del cumplimiento de esta maldición agobia especialmente a Rachel y Noah –inicialmente escéptico ante la terrible amenaza-, realizando un viaje a raíz del descubrimiento de ciertos elementos visuales en la grabación. Ello les relacionará con la familia de un criador de ganado que eliminó a su hija, en medio de situaciones ciertamente terroríficas. La memoria de la joven asesinada será reivindicada, pero el peso de su maldición no cesará salvo para Rachel y su pequeño ¿Por qué?

Si en algo destaca THE RING es la voluntad por huir en la medida de lo posible de determinados clichés del cine de terror contemporáneo. Por ejemplo destaca la ausencia de momentos tremendistas –los hay, pero afortunadamente son escasos y ello se agradece-. En su lugar Verbinski apuesta por la creación de una atmósfera irremisiblemente inquietante. En este sentido, sus veinte primeros minutos son realmente magníficos, logrando un clima casi hipnótico que quiero pensar retomó del referente oriental –es por ello que tengo interés en recuperar el mismo-. La fotografía en tonos verdosos y la progresión de su guión consiguen que realmente en todo momento la atención del espectador quede presente. Y cuando –en su parte final- parece que nos encontramos ante una conclusión acomodaticia, la película tiene la virtud de virar hacia un terreno aún mas inquietante, dejando entrever que la continuidad de la maldición está asegurada.

Image Hosted by ImageShack.us

A lo largo del metraje se utilizan elementos procedentes de la imaginería del cine de horror; la lluvia, bosques y lugares inhóspitos, pozos casi de inspiración lovecraftiana, y todos ellos en su conjunto marcan la densidad del film, que al mismo tiempo no se recata en recurrir a referentes de otros célebres títulos del género conscientes de su atractivo comercial y su funcionalidad en el moderno cine fantástico. Entre ellos es lógico citar a EL SEXTO SENTIDO (The Sixth Sense, 1999. M. Night Shyamalan) o la mas lejana en el tiempo LA PROFECÍA (The Omen, 1976. Richard Donner)

También entre sus limitaciones citaremos la excesiva referencia a los contenidos de la grabación maldita en su copia de video. Como diría Jacques Tourneur; “hay que sugerir antes que mostrar”. En ese contraste entre una atmósfera malsana casi plenamente conseguida y los servilismos narrativos destinados fundamentalmente para que el público –adolescente en su mayor parte, que va a ver este film-, le den mascados los elementos que su protagonista va descubriendo. Ciertamente, uno hubiera preferido una menor presencia de insertos que sirven para aclarar las concomitancias de los elementos que ven los protagonistas. No se trata más que de subrayados en buena medida prescindibles y que en muchos casos solo sirven para destacar detalles que un espectador atento ya ha sabido detectar.

En cualquier caso y aún con todos estos reparos, ciertamente hay que considerar este THE RING como un intento realmente apreciable por mostrar una atmósfera malsana, de horror oculto, que en algunas ocasiones me recordó la lograda por David Lynch en algunos de sus mejores films. Muy poco después, el desconcertante Verbinski dirigía esa simpatiquísima aventura de “barraca de feria” llamada PIRATAS DEL CARIBE: EL TESORO DE LA PERLA NEGRA (Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl. 2003), logrando un descomunal éxito comercial, pero quizá perdiéndose en la posibilidad de dar vida otros proyectos como este THE RING que merecen una notable consideración. Y, por supuesto, el buen sabor de boca nos ha de hacer ver ese RINGU que promete escalofríos de mayor calado.

Calificación: 2’5