Facebook Twitter Google +1     Admin

ALWAYS (1989, Steven Spielberg) Para siempre

20060729160037-always.jpg

Si hay una película dentro de la filmografía de Steven Spielberg donde queden bien evidentes los peores defectos de su cine, y de forma muy menguada algunas de sus cualidades, esta es ALWAYS (Para siempre, 1989). Se trata del remake de una antigua producción de la Metro Goldwyn Mayer que se enmarcaba en esa amplia serie de realizaciones que, fundamentalmente en los años 30 y 40, mostraban una visión amable de la muerte.

Pero nos situamos a finales de la década de los 80, y aunque hemos de reconocer que el cine norteamericano siempre se ha visto partícipe a este tipo de temáticas, quizá la propia historia que le sirve de base resulta bastante anticuada y, lo que es más ostensible, carece de fuerza. Y es en ese sentido donde Spielberg retoma una historia de corte sobrenatural, en la que se trata la relación existente entre Pete (Richard Dreyfuss), un atrevido piloto y Dorinda (Holly Hunter), una poco femenina operaria de vuelos. Entre ellos existe una fuerte relación, poco convencional, que tendrá un alcance dramático cuando el piloto muera en un accidente, precisamente cuando acababa de salvar a su mejor amigo –Al (John Goodman)-. Dorinda no logrará salir adelante en un mundo que se le hunde, y para ello precisamente Pete será enviado a la tierra de forma espiritual, al objeto de que ella logre prolongar el devenir de su vida. Pero en ello estará el obstáculo de la relación que iniciará con un joven, atractivo y torpe piloto –Ted (Brad Johnson)-.

En realidad todos sabemos como discurrirá y como acabará la historia, pero lo realmente molesto de ALWAYS es comprobar como Spielberg –que probablemente se encontraba en el peor momento de su carrera-, sucumba a los peores clichés que sobre esta temática se puedan ofrecer. La historia es larga, excesivamente larga, llena e almíbar y sacarina, “bonitos” contraluces, músicas “inmortales” de Glenn Miller y llamadas a la amistad y los buenos sentimientos. Todo lleno de dulzonería –llega a unos niveles exasperantes-. Para colmo de males, parece que el realizador se olvidó de dirigir a los actores –o el reparto es equivocadísimo-. El caso es que Richard Dreyfuss sobreactúa de mala manera, Holly Hunter está molestísima –tiene que hacer un gesto en cada plano que sobre ella cae, que son muchos-, John Goodman está desaprovechado y, sobre todos ellos, planea la desastrosa presencia de un Brad Johnson realmente lamentable, que con su ineptitud destroza secuencias tratadas en base de comedia, como aquella en la que provoca una serie de accidentes cuando acude de nuevo al encuentro con John Goodman para que lo readmita en la academia –no se puede ser más negado para la comedia-. Pero es que en esa misma vertiente se pueden contemplar escenas tan lamentables en el terreno de la comedia, uno de cuyos ejemplos es aquella en la que Melinda realiza una serie de maniobras para simular que ha preparado la cena que va a protagonizar con Tad.

Sinceramente, lo único que despierta un relativo interés en esta película realmente prescindible, despersonalizada y dulzona, es comprobar la vieja anuencia que Spielberg siempre ha demostrado con el cine fantástico y lo sobrenatural. A pesar de su inequívoca inclinación judeocristiana, lo cierto es que en esa vertiente donde se encuentran –a mi juicio-, los únicos momentos con personalidad e interés de la propuesta. Desde el encuentro de Pete ya muerto con ese ser sobrenatural que encarna la llorada Audrey Hepburn, la secuencia en la que Pete y Tad se comunican por medio del mediador que repentinamente ofrece un viejo alucinado que vive en una granja abandonada, o el momento en que Tad logra “resucitar” al conductor de un autobús que sufre un infarto –la mejor secuencia de la película-, son instantes que –redondeados por el fondo sonoro creado por John Williams-, logran en algunos momentos elevar de la mediocridad más absoluta una propuesta sin mordiente y llena de convencionalismos, que puede situarse entre las realizaciones más olvidables de un director que en los últimos años está alcanzando una notable madurez creativa.

Calificación: 1

 

29/07/2006 15:54 thecinema #. Steven Spielberg

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: Franki23

Creo que has sido bastante duro en tu crítica hacia esta película. La acabo de ver, y bueno, sí, es cierto que ahora mismo el cine está saturado de de historias parecidas que tratan el tema desde muchos puntos de vista "el amor desde el más allá", pero la nota diferenciante, es que llamamosle música, interpretación (buena o mala), fotografía, montaja, hay algo en esta película que te hace sentir, y eso es lo que me ha sucedido con esta y no con otra.

Fecha: 28/07/2007 07:59.


gravatar.comAutor: Emiliano

Acabo de terminar de ver esta película por tercera o cuarta vez. Opino que es una película muy buena. Lo único malo que le vi fue que en casi el final, estaba Pete y Dorinda parados en la pista, y el tamaño de la cabeza de Pete era mayor que el de Dorinda a pesar que este se encontraba por detras de ella. Pero luego, me pareció un film muy interesante, con mucho sentimiento, y por lo aferrados que estamos siempre a perder a quienes amamos. Una película que muestra la valentía de esos pilotos que, al igual que Dorinda al final, arriesgan sus propias vidas por salvar otras; continuamente, una y otra vez. Valentía, coraje... el deber les llama.
Y debo destacar que no me gustan las peliculas de Steven Spielberg porque tienen demasiada fantasía, mucho chijete. Pero esta me gusta y mucho.
Aún estoy intentando averiguar el nombre de la canción que Dorinda baila con ese vestido hermoso que le regala Pete.

Bueno, un saludo
Y quienes no la hayan visto, a disfrutar de esta hermosa película

Fecha: 06/08/2007 08:33.


gravatar.comAutor: Carolina

Acabo de ver la película, y a pesar de haberla visto varias veces, sigo sintiendo lo mismo q la primera vez. Para vos será mala, pero el objetivo es despertar sentimientos, y eso, sin dudas lo hace.

La canción que bailan se llama Smoke gets in your eyes, de Glenn Miller.

Saludos!

Fecha: 06/08/2007 20:59.


gravatar.comAutor: M2video

Mi opinion sobre la pelicula es completamente contraria a la del critico. Y creo que "este" tiene algun problema con lo "dulce". Lo siento "tio" a lo mejor tiene cura.
Pelicula muy "bonita". Pelicula 8,5 . Critico 1,1.

Fecha: 28/01/2008 05:23.


gravatar.comAutor: Sucumbido

Mi opinión sobre Always, una vez más, es contraria a la del crítico. No comprendo esa crítica tan destructiva. ¿Por qué no hablas de la magnífica escena en la que Dorinda baila junto a Pete [invisible]? Y por supuesto, lo mejor de la escena, la música escogida: Smoke gets in your eyes.

Fecha: 18/01/2009 17:27.


gravatar.comAutor: Allmanzor

Me pasó lo mismo de siempre: hace unos días la volvieron a dar por televisión y, como siempre, me perdí el principio y el final. Ya me ha pasado varias veces. Es verdad que desde siempre he oido que esta es una pelicula mediocre, pero esas veces que siempre la vi sin acabar ni empezar me llamaron la atención, y ando con ganas por fin de verla entera. Veremos entonces si me parece tan buena y aceptable como la impresión que me da... Es curioso ver como Spielberg refleja su pasión (que comparto) por los aviones en un marco tan poco común como el de los incendios forestales.

Fecha: 29/08/2011 19:07.


gravatar.comAutor: Elias Benzadon

He visto esta pelicula varias veces y hay un gran mensaje que es el de expresar nuestros sentimientos cuando las personas estan vivas y no esperar siempre ya que puede ser demasiado tarde, se aplica a nuestros padres, pareja, amig@s... y lo otro es aprender a soltar cuando algo ya no nos pertenece, aprender a desapegarse...

Fecha: 29/09/2011 17:36.


gravatar.comAutor: mangantin

He visto ayer la película. Se trata de una muy buena película de género. Pretende emocionar y que el espectador al terminar de verla se sienta "a gusto" con la vida, y que salga dispuesto a disfrutarla. Y lo consigue. Con creces.
En aquélla época, hasta las "malas" peliculas de Steven Spielberg son buenas, y muy poor encima de la media.El trabajo de Dreyfuss es muy bueno, porque es un granb actor y en estos niveles hasta en "las épocas bajas" hacen disfrutar al espectador con una buena actuación.
No quiero extenderme, pero recalcaré que la película es de género, y por ello responde a todas las obligaciones que ello requiere; y Spielberg lo domina. Es por supuesto una película menor, pero menor como puede serlo la menor de las sonatas de Beethoben comparándola con la Eroica o con la novena sinfonía; yo las firmaría gustoso.
Otra cosa es que no nos guste un género, como creo que le sucede al autor de la crítica, que siguiendo con el ´simil antes expuesto es como si por no gustarnos la zarzuela, infravaloramos "Don Manolito" por no ser como "Agua, Azucarillos y Aguardiente".
Decía el maestro Azorín, que el buen lector debe saber apreciar tanto las grandes cumbres, como los mansos valles.

Se la recomiendo.

Fecha: 06/01/2012 21:45.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Free counter and web stats

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris