Blogia

CINEMA DE PERRA GORDA

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (161. EVA MARÍA CIRIA GASPAR)

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (161. EVA MARÍA CIRIA GASPAR)

161 – Votación de EVA MARÍA CIRIA GASPAR (Médica. Cinéfila. Zaragoza)

(En orden cronológico)

  1. 1922. NOSFERATU, EL VAMPIRO (Nosferatu - Eine Symphonie des Grauens) (Friedrich Wilhelm Murnau)
  2. 1926. EL MAQUINISTA DE LA GENERAL (The General) (Buster Keaton & Clyde Bruckman)
  3. 1927. METRÓPOLIS (Metropolis) (Fritz Lang)
  4. 1931. LUCES DE LA CIUDAD (City Lights) (Charles Chaplin)
  5. 1938. LA FIERA DE MI NIÑA (Bringing Up Baby) (Howard Hawks)
  6. 1946. ¡QUE BELLO ES VIVIR! (It’s a Wonderful Life) (Frank Capra)
  7. 1946. LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRA VIDA (The Best Years of Our Lives) (William Wyler)
  8. 1949. EL MANANTIAL (The Fountainhead) (King Vidor)
  9. 1949. EL TERCER HOMBRE (The Third Man) (Carol Reed)
  10. 1950. EVA AL DESNUDO (All About Eve) (Joseph Leo Mankiewicz)
  11. 1950. EL CREPÚSCULO DE LOS DIOSES (Sunset Boulevard) (Billy Wilder)
  12. 1952. CANTANDO BAJO LA LLUVIA (Singin’ in the Rain) (Stanley Donen & Gene Kelly)
  13. 1954. LA LEY DEL SILENCIO (On the Waterfront) (Elia Kazan)
  14. 1956. CENTAUROS DEL DESIERTO (The Searchers) (John Ford)
  15. 1957. EL PUENTE SOBRE EL RÍO KWAI (The Bridge on the River Kwai) (David Lean)
  16. 1958. VÉRTIGO / DE ENTRE LOS MUERTOS (Vertigo) (Alfred Hitchcock)
  17. 1958. SED DE MAL (Touch of Evil) (Orson Welles)
  18. 1959. BEN-HUR (Ben-Hur) (William Wyler)
  19. 1959. CON FALDAS Y A LO LOCO (Some Like It Hot) (Billy Wilder)
  20. 1960. PSICOSIS (Psycho) (Alfred Hitchcock)
  21. 1962. EL HOMBRE QUE MATÓ A LIBERTY VALANCE (The Man Who Shot Liberty Valance) (John Ford)
  22. 1962. MATAR A UN RUISEÑOR (To Kill a Mockingbird) (Robert Mulligan)
  23. 1968. EL PLANETA DE LOS SIMIOS (Planet of the Apes) (Franklin J. Schaffner)
  24. 1972. EL PADRINO (The Godfather) (Francis Ford Coppola)
  25. 1993. LA LISTA DE SCHINDLER (Schindler’s List)

Foto: Los mejores años de nuestra vida (1946. William Wyler)

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (160. JOSÉ CARLOS TERUEL OLMEDILLA)

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (160. JOSÉ CARLOS TERUEL OLMEDILLA)

160 – Votación de JOSÉ CARLOS TERUEL OLMEDILLA (Cinéfilo. Albacete)

(En orden cronológico)

  1. 1924. AVARICIA (Greed) (Erich von Stroheim)
  2. 1925. EL ACORAZADO POTEMKIN (Bronenosets Potyomkin) (Sergei Milhailovich Einsenstein)
  3. 1927. METRÓPOLIS (Metropolis) (Fritz Lang)
  4. 1928. EL VIENTO (The Wind) (Victor Sjöström)
  5. 1932. EL EXPRESO DE SHANGHAI (Shanghai Express) (Josef von Sternberg)
  6. 1937. LA GRAN ILUSIÓN (La Grande Illusion) (Jean Renoir)
  7. 1941. LOS VIAJES DE SULLIVAN (Sullivan’s Travels) (Preston Sturges)
  8. 1942. LA MUJER PANTERA (Cat People) (Jacques Tourneur)
  9. 1952. EL HOMBRE TRANQUILO (The Quiet Man) (John Ford)
  10. 1953. CUENTOS DE TOKIO (Tokio monogatari) (Yasujiro Ozu)
  11. 1953. MADAME DE... (Madame de...) (Max Ophuls)
  12. 1953. CUENTOS DE LA LUNA PÁLIDA (Ugetsu monogatar) (Kenji Mizoguchi)
  13. 1955. ORDET / LA PALABRA (Ordet) (Carl Theodor Dreyer)
  14. 1958. SED DE MAL (Touch of Evil) O. Welles. 1958.
  15. 1958. VÉRTIGO / DE ENTRE LOS MUERTOS (Vertigo) (Alfred Hitchcock)
  16. 1959. PICKPOCKET (Robert Bresson)
  17. 1961. VIRIDIANA (Viridiana) (Luis Buñuel)
  18. 1963. EL VERDUGO (El verdugo) (Luis García Berlanga)
  19. 1963. EL GATOPARDO (Il gattopardo) (Luchino Visconti)
  20. 1964. SU JUEGO FAVORITO (Man's Favorite Sport?) (Howard Hawks)
  21. 1967. EL SILENCIO DE UN HOMBRE (Le Samourai) (Jean-Pierre Melville)
  22. 1973. AMARCORD / MIS RECUERDOS (Amarcord) (Federico Fellini)
  23. 1975. BARRY LYNDON (Barry Lyndon) (Stanley Kubrick)
  24. 1982. BLADE RUNNER (Blade Runner) (Ridley Scott)
  25. 2000. DESEANDO AMAR / IN THE MOOD FOR LOVE (Fa yeung nin wa) (Wong Kar-Wai)

Foto: Pickpocket (1959. Robert Bresson)

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (159. GUZMÁN URRERO PEÑA)

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (159. GUZMÁN URRERO PEÑA)

159 – Votación de GUZMÁN URRERO PEÑA (Escritor cinematográfico. Web ‘Cualia’. Madrid)

(En orden cronológico)

  1. 1926. EL MAQUINISTA DE LA GENERAL (The General) (Buster Keaton & Clyde Bruckman)
  2. 1927. EL HERMANITO (The Kid Brother) (Ted Wilde)
  3. 1933. KING KONG (King Kong) (Merian C. Cooper & Ernest B. Schoedsack)
  4. 1937. LA GRAN ILUSIÓN (La Grande Illusion) (Jean Renoir)
  5. 1938. ROBÍN DE LOS BOSQUES (The Adventures of Robin Hood) (Michael Curtiz & William Keighley)
  6. 1947. THE GHOST AND MRS. MUIR (Joseph Leo Mankiewicz)
  7. 1950. EL CREPÚSCULO DE LOS DIOSES (Sunset Boulevard) (Billy Wilder)
  8. 1951. CARAVANA DE MUJERES (Westward the Women) (William Wellman)
  9. 1952. EL HOMBRE TRANQUILO (The Quiet Man) (John Ford)
  10. 1952. CANTANDO BAJO LA LLUVIA (Singin’ in the Rain) (Stanley Donen & Gene Kelly)
  11. 1953. VACACIONES EN ROMA (Roman Holiday) (William Wyler)
  12. 1956. CENTAUROS DEL DESIERTO (The Searchers) (John Ford)
  13. 1959. LA BELLA DURMIENTE (Sleeping Beauty) (Clyde Geronimi)
  14. 1959. BEN-HUR (Ben-Hur) (William Wyler)
  15. 1959. CON LA MUERTE EN LOS TALONES (North by Northwest) (Alfred Hitchcock)
  16. 1959. RÍO BRAVO (Rio Bravo) (Howard Hawks)
  17. 1961. PLÁCIDO (Plácido) (Luis García Berlanga)
  18. 1962. LAWRENCE DE ARABIA (Lawrence of Arabia) (David Lean)
  19. 1975. TIBURÓN (Jaws) (Steven Spielberg)
  20. 1976. EL FUERA DE LA LEY (The Outlaw Josey Wells) (Clint Eastwood)
  21. 1977. LA GUERRA DE LAS GALAXIAS (Star Wars) (George Lucas)
  22. 1979. ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO (Alien) (Ridley Scott)
  23. 1979. APOCALYPSE NOW (Apocalypse Now) (Francis Ford Coppola)
  24. 1981. EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA (Raiders of the Lost Ark) (Steven Spielberg)
  25. 1982. BLADE RUNNER (Blade Runner) (Ridley Scott)

Foto: El hermanito (1927. Ted Wilde)

PUSHOVER (1954, Richard Quine) La casa número 322

PUSHOVER (1954, Richard Quine) La casa número 322

Tras una serie de títulos de clara filiación a la serie B, definidos en el ámbito de las comedias musicales, la mayor parte de ellos imposibles de contemplar, y en líneas generales orillados, quizá por su limitado interés, PUSHOVER (La casa número 322, 1954) supone el primer título de cierto relieve en la filmografía de Richard Quine. Y lo curioso es que. pese a su evidente modestia de producción, se ha convertido en un título que goza de cierto culto, a la hora de acudir a referentes más o menos destacables dentro del noir de la década de los cincuenta. Lo que resulta indudable, es que nos encontramos ante un exponente atractivo y representativo de los modos que sobre dicho género expresaría en aquellos años la Columbia, que tendría su exponente más valioso en las obras filmadas en dicho estudio por Fritz Lang -THE BIG HEAT (Los sobornados, 1953)-, Jacques Tourneur -NIGHTFALL (1957)- o Phil Karlson -5 AGINST THE HOSE (1955), entre otros. En dicho contexto se encuentra enmarca esta película dominada por secuencias nocturnas, e impregnada entre ellas de un notable fatalismo. En el fondo nos encontramos ante la historia de un doble fracaso existencial. De dos soledades compartidas en la inmensidad de la jungla urbana. En esencia, esta es la entraña del guion escrito por Roy Huggins, a partir de la novela de Bill S. Ballinger. Su argumento nos describe la inesperada fascinación establecida entre el soltero y misógino agente de policía Paul Sheridan (Fred McMurray) y la joven y atractiva Lona McLane (Kim Novak), amante de un gangster que ha cometido un atraco en un banco.

La película supondrá, de entrada, la apuesta del cineasta por la fuerza del inicio de sus películas, durante los propios títulos de crédito, algo que se convertiría en uno de los rasgos de estilo en su obra posterior. En este caso lo hará insertando los mismos mientras contemplamos, con una precisa planificación y en una secuencia sin diálogos, el asalto que supondrá el detonante dramático. A continuación, la acción se plasmará en la salida de un cine, en donde Quine nos mostrará la presentación cinematográfica de la Novak, algo que pocos instantes después pronto derivará en esos primeros planos de absoluta fascinación -en el encuentro en apariencia inesperado con Sheridan- de lo que supone una de las historias de amor -la de Quine y Novak- más visuales que jamás haya legado el cine.

Pronto Lona y Paul, dos seres solitarios, sucumbirán a un sentimiento que ellos mismos no aciertan a explicarse, aunque pronto conoceremos que el agente en realidad ha urdido todo -junto a sus superiores policiales- para conseguir acercarse a la chica del autor del asalto, que además esconde los más de 200.000 dólares del botín. Ella pronto percibirá la sensación de sentirse perseguida, y al mismo tiempo ser observada constantemente por agentes ubicados frente a la ventana principal de su apartamento y estando sus llamadas pinchadas. Todo se dirimirá a partir de ese momento en un tenso y fatalista entramado psicológico, en el que la vigilada y el agente planificarán la posibilidad de eliminar al gangster, apropiarse del botín, y, con ello, poder iniciar una nueva vida juntos. Y todo ello tendrá lugar en un contexto dominado por esas ya señaladas soledades compartidas, y en donde buena parte de sus personajes o bien escenificarán falsas situaciones, o serán objetos de una mirada casi voyeuristica. Y es que PUSHOVER, más allá de las reconocidas referencias en torno a la previa y mitificada DOUBLE INDEMNITY (Perdición, 1945. Billy Wilder) -especialmente significada al compartir al mismo actor protagonista-, alberga en sus imágenes ciertas semejanzas con una de las cimas del cine de Hitchcock; REAR WINDOW (La ventana indiscreta, 1954), que en modo alguno es imitación, ya que ambos títulos se estrenaron casi manera paralela.

A mi modo de ver, ahí se encuentra el elemento más atractivo de la película, en la medida que el seguimiento de Lone se extenderá a Rick (Phil Carey) otro agente compañero de Paul, con quien en una secuencia especialmente significativa compartirán su visión misógina y excluyente de las relaciones de pareja, aunque, en el fondo, dejando entrever en sus desencantados comentarios, el deseo de encontrar esa ausencia femenina que caracteriza sus vidas. Por ello, Rick encontrará y seguirá casualmente a Ann (Dorothy Malone), la vecina de apartamento de la vigilada, quien poco a poco, sin ella saberlo, se irá ganando el interés de este, además de suponer un elemento importante -y percibido desde el momento en que sucede- para la trágica resolución de su argumento.

Y es que en PUSHOVER, puede decirse que el espectador conoce muy pronto como se va a desarrollar un argumento mil veces visto. Sin embargo, se impregna de inmediato de esta película llena de nocturnos y de un fatalismo compartido. De la imposibilidad de compartir sentimientos. Y de una soledad urbana que llega a resultar abrasadora. Es el terreno en el que Quine -aliado por la excelente y densa iluminación en blanco y negro de Lester White y el brillante fondo sonoro de Arthur Morton- logra combinar lo oscuro, lo denso, lo sentimental y lo melancólico. La película, rodada en escasos escenarios, de una acción muy delimitada y provista de tintes progresivamente más graves, muestra ya entonces la destreza de Quine en la precisión y el uso del espacio escénico -ese juego de habitaciones y recintos envueltos en sombras- y, sobre todo en este caso, una mirada comprensiva hacia una galería de personajes no siempre elogiables en sus comportamientos. Pero incluso en sus mezquindades -sobre todo en el caso de Sheridan- aparecen bajo su cámara con un hálito de humanidad. En medio de ese marasmo, la entraña de este film policíaco recorre y escruta una galería humana, haciéndonos partícipes de sus miserias -ese agente que se encuentra a punto de la jubilación; incluso en off el atracador, que aparece como alguien condenado-, hasta confluir en un pathos casi inevitable, que no por resultar tan previsible deja de aparecer en última instancia tan original como desolador. Y es que, si bien el destino brindará una inesperada oportunidad para Rick y Ann, este se tornará trágico para Paul, en una de las muertes más dolorosas de toda la historia del cine noir, plasmada en una equidistancia que ni alberga cualquier rasgo de castigo ni, por supuesto, aliento épico. Es por ello que contemplar a Sheridan herido de muerte -nunca lo veremos morir en realidad, esta se describe en off presumiblemente tras el The End- provoca una inesperada congoja, solo mitigada por el gesto final de esa amada con la que nunca pudo desarrollar una nueva vida, que finalmente acudirá junto a él, aún a riesgo de ser detenida.

Calificación: 3

El cine de misterio semidesconocido, en el número 551 de la revista Dirigido por... de junio.

El cine de misterio semidesconocido, en el número 551 de la revista Dirigido por... de junio.

Esta vez si que llego a tiempo, ya que apenas ha aterrizado a los kioskos españoles el número 551 de la revista DIRIGIDO POR…, correspondiente al presente y recién estrenado mes de junio. Una vez más, su centenar de páginas se abona a las secciones habituales, destacando entre ellas el recordatorio a los recientemente fallecidos Paul Auster y Laurent Cantet.

En cualquier caso, lo mollar de este número reside, por un lado, en el estudio parcial que se ofrece al realizador mejicano Roberto Gavaldón, centrado en cuatro de los títulos que rodó en la década de los cuarenta. Y una vez más, la parte más atractiva de la revista, se centra en el dossier titulado RARE MYSTERY THRILLERS, que recoge las antologías de treinta propuestas de misterio, cercanas tanto al cine de terror como al melodrama y la comedia, con predominio de títulos ingleses y americanos, pero sin excluir otros franceses y de otras nacionalidades, caracterizados todos ellos por su interés y ser propuestas muy poco conocidas.

Mi aporte en este número se centra en el comentario de cuatro de las películas elegidas en este último dossier, todas ellas británicas, y todas ellas igualmente magníficas. A saber; EL CASTILLO DEL ODIO (1942, Lance Comfort), UNCLE SILAS (1947, Charles Frank), MINE OWN EXECUTIONER (1947, Anthony Kimmins) y EL TERCER SECRETO (1964, Charles Crichton).

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (158. ANTONIO MARTÍNEZ PUCHE)

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (158. ANTONIO MARTÍNEZ PUCHE)

158 – Votación de ANTONIO MARTÍNEZ PUCHE (Profesor de la Universidad de Alicante. Villena (Alicante))

(En orden cronológico)

  1. 1930. LA ALDEA MALDITA (La Aldea Maldita) (Florián Rey)
  2. 1936. TIEMPOS MODERNOS (Modern Times) (Charles Chaplin)
  3. 1937. CAPITANES INTRÉPIDOS (Captains Courageous) (Victor Fleming)
  4. 1937. BLANCANIEVES Y LOS SIETE ENANITOS (Snow White and the Seven Dwarfs) (David Hand)
  5. 1942. SER O NO SER (To Be or Not to Be) (Ernst Lubitsch)
  6. 1944. LA TORRE DE LOS SIETE JOROBADOS (La Torre de los siete jorobados) (Edgar Neville)
  7. 1944. ¡QUE BELLO ES VIVIR! (It’s a Wonderful Life) (Fran Capra)
  8. 1951. SURCOS (Surcos) (Juan Antonio Nieves Conde)
  9. 1953. BIENVENIDO, MISTER MARSHALL (Bienvenido, Mr. Marshall) (Luis García Berlanga)
  10. 1961. UNO, DOS, TRES (One, Two, Three) (Billy Wilder)
  11. 1967. PLAYTIME (Playtime) (Jacques Tati)
  12. 1967. LA PIEL QUEMADA (La piel quemada) (Josep María Forn)
  13. 1972. LA HUELLA (Sleuth) (Joseph L. Mankiewicz)
  14. 1973. AMARCORD / MIS RECUERDOS (Amarcord) (Federico Fellini)
  15. 1973. EL GOLPE (The Sting) (George Roy Hill)
  16. 1974. EL PADRINO: PARTE II (The Godfather Part II) (Francis Ford Coppola)
  17. 1986. LA MISIÓN (The Mission) (Roland Joffé)
  18. 1989. AMANECE QUE NO ES POCO (Amanece que no es poco) (Jose Luis Cuerda)
  19. 1989. HAZ LO QUE DEBAS (Do the Right Thing) (Spike Lee)
  20. 1994. PULP FICTION (Pulp Fiction) (Quentin Tarantino)
  21. 1998. EL GRAN LEBOWSKI (The Big LebowskI) (Joel Coen)
  22. 2004. ENTRE COPAS (Sideways) (Alexander Payne)
  23. 2005. MATCH POINT (Match Point) (Woody Allen)
  24. 2010. INCENDIES (Incendies) (Denis Villenuve)
  25. 2020. LA VIDA DE LOS DEMÁS (Sheytan vojud nadarad) (Mohammad Rasoulof)

Foto: La huella (1972. Joseph Leo Mankiewicz)

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (157. JUAN JOSÉ GONZÁLEZ PEÑA)

Encuesta: LAS MEJORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA (157. JUAN JOSÉ GONZÁLEZ PEÑA)

157 – Votación de JUAN JOSÉ GONZÁLEZ PEÑA (Cinéfilo. Responsable de logística. Sevilla)

(En orden cronológico)

  1. 1928. LA PASIÓN DE JUANA DE ARCO (La Passion de Jeanne d'Arc) (Carl Theodo Dreyer)
  2. 1930. EL ÁNGEL AZUL (Der blaue Engel) (Josef von Sternberg)
  3. 1940. LUNA NUEVA (His Girl Friday) (Howard Hawks)
  4. 1942. SER O NO SER (To Be or Not to Be) (Ernst Lubitsch)
  5. 1945. ROMA, CIUDAD ABIERTA (Roma città aperta) (Roberto Rossellini)
  6. 1945. LOS NIÑOS DEL PARAÍSO (Los niños del paraíso) (Marcel Carné)
  7. 1948. LADRÓN DE BICICLETAS (Ladri di biciclette) (Vittorio De Sica)
  8. 1950. EN UN LUGAR SOLITARIO (In a Lonely Place) (Nicholas Ray)
  9. 1951. EL RÍO (Le fleuve / The River) (Jean Renoir)
  10. 1952. EL HOMBRE TRANQUILO (The Quiet Man) (John Ford)
  11. 1952. CANTANDO BAJO LA LLUVIA (Singin' in the Rain) (Stanley Donen & Gene Kelly)
  12. 1954. LA STRADA (La strada) (Federico Fellini)
  13. 1955. LA NOCHE DEL CAZADOR (The Night of the Hunter) (Charles Laughton)
  14. 1957. EL TREN DE LAS 3:10 (3:10 to Yuma) (Delmer Daves)
  15. 1958. VÉRTIGO / DE ENTRE LOS MUERTOS (Vertigo) (Alfred Hitchcock)
  16. 1959. APUR SANSAR (Satyajit Ray)
  17. 1960. RÍO SALVAJE (Wild River) (Elia Kazan)
  18. 1961. EL BUSCAVIDAS (The Hustler) (Robert Rossen)
  19. 1962. MATAR A UN RUISEÑOR (To Kill a Mockingbird) (Robert Mulligan)
  20. 1963. EL VERDUGO (El verdugo) (Luis García Berlanga)
  21. 1967. PLAYTIME (Playtime) (Jacques Tati)
  22. 1970. UNA HISTORIA SUECA DE AMOR (En Kärlekshistoria) (Roy Andersson)
  23. 1975. DERSU UZALA / EL CAZADOR (Dersu Uzala) (Akira Kurosawa)
  24. 1982. FANNY Y ALEXANDER (Fanny och Alexander) (Ingmar Bergman)
  25. 1992. UN LUGAR EN EL MUNDO (Un lugar en el mundo) (Adolfo Aristarain)

Foto: La strada (1954. Federico Fellini)

MR. RICCO (Paul Bogart. 1975) Desafío

MR. RICCO (Paul Bogart. 1975) Desafío

Artífice de una amplísima -y multipremiada- andadura televisiva, apenas una decena corta de largometrajes jalonan la andadura cinematográfica del norteamericano Paul Bogart (1919 – 2012). Largometrajes en líneas generales esporádicos y de escasa repercusión, varios de ellos además establecidos a remolque de éxitos inmediatamente precedentes. Entre ellos, lo cierto es que aparece casi oculto MR. RICCO (Desafío, 1975), caracterizado por ser el último largometraje que protagonizó un bastante avejentado Dean Martin, cuando en aquel entonces apenas contaba con 57 años de edad. Lo curioso de esta película, prácticamente desconocida por todos, es el hecho de constatar que nos encontramos ante una muestra del thriller que ya se había consolidado en USA aquellos años, hasta el punto que me parece uno de sus exponentes más interesantes.

Nos encontramos en San Francisco, en la conclusión de una vista que determinará la absolución del militante activista negro Frankie Steele (Thalmus Rasulata), acusado de asesinato. La larga panorámica que el realizador ofrece de los asistentes al juicio, además de recoger el fallo, resulta especialmente reveladora de lo que muy pronto se desarrollará en el argumento surgido a partir de la historia de Ed Harvey y Francis Kiernan, transformada en guion de la mano de Robert Hoban. Será el contexto en el que conoceremos al artífice de la estrategia judicial, el ya veterano abogado Joe Ricco (Martin). La película se dirimirá a través de su mirada irónica y ya desencantada, en torno a alguien que perdió en el pasado a su esposa y parece ya despegado de la vida. No me cabe duda que la tarea de Martin (francamente notable) siguió el sendero de la muy cercana y excepcional performance brindada el año anterior por Robert Mitchum en la melancólica FAREWELL, MY LOVELY (Adiós, muñeca, 1975. Dick Richards). No obstante, MR. RICCO se inclina por una mirada contemporánea, teniendo de entrada uno de sus mayores aliados en la excelente y cotidiana utilización que se ofrece de los exteriores de San Francisco, alentados por la atmosférica fotografía en color de Frank Stanley y en ocasiones por la oportuna banda sonora de Chico Hamilton. Muy pronto aparecerá el elemento inquietante de la película, al describir de manera magnífica el terrible asesinado de dos jóvenes policías, de manos de alguien al que un pequeño testigo identifica como el propio indultado Steele. Ello llevará al abogado protagonista a un estado de tribulación -alentado por las críticas recibidas por sus compañeros de judicatura, convencidos de que este era culpable del crimen de que se le acusaba-.

A partir de ese momento, y siempre dentro de las coordenadas de un thriller que no descuida el cuidado a sus personajes, Paul Bogart filma la que quizá sea su película más solvente, en un relato que por un lado discurrirá en el sendero de una intriga cada vez más ligada al suspense. Pero, por otro, y sin descuidar dicha vertiente, se adentrará en esa latente búsqueda de una nueva oportunidad existencial, para un hombre ya desencantado de la vida, que encontrará de manera efímera esa nueva luz en la veterana y elegante Katherine Fremont (excelente Katherine Brooks, en su último papel para la gran pantalla). En la combinación de ambas vertientes emerge, a mi modo de ver, el atractivo de un relato que sabe dosificar sus propias secuencias de acción -la redada policial efectuada para capturar al sospechoso, que acabará con el asesinato de uno de sus allegados en una clara situación de abuso policial. Los dos intentos de asesinato de Ricco, dirimidos de manera casi consecutiva. La violenta pelea entre nuestro protagonista y Steele en el interior de una iglesia en ruinas, cuando este último le reconoce la culpabilidad del asesinato por el que fue absuelto-. Pero junto a ello, acierta al introducir pequeñas subramas que enriquecen y proporcionan densidad al conjunto. Como la relación de amistad y confianza que el veterano abogado mantiene con el dirigente policial George Cronyn (estupendo Eugene Roche), a quien ayuda cuando este sufre una importante crisis matrimonial. O el progresivo emparejamiento establecido entre la pareja de jóvenes ayudantes del bufette del protagonista.

MR. RICCO se beneficia de un tono siempre cotidiano y creíble, estableciendo en conjunto una crónica cercana, en la que incluso sus episodios violentos y criminales no se distancian del tono general de su enunciado. Ello tendrá su continuidad en la presencia de diálogos irónicos -incluso situaciones divertidas, como la manera con la que Ricco se zafa de la persecución policial, pintando su coche de otro color-, en el cuidado por personajes secundarios -el superviviente de los dos seguidores del acusado, e incluso la hermana mayor de este-, y en la manera de introducirnos en una tela de araña, que por fortuna no situará en primer término la espectacularidad, con el objetivo de procurar, ante todo, un relato denso y creíble. Todo ello, irá acompañado en una mirada liberal en torno a los excesos policiales, que poco a poco se irá imbricando en esa ya señalada credibilidad, en la que todos y cada uno de sus personajes asumirá tanta vulnerabilidad como ambivalencia en su personalidad y comportamiento.

Caracterizada por un muy notable uso del formato panorámico, MR. RICCO albergará momentos en donde se percibirá ese lado íntimo del protagonista -esas veladas en el restaurante italiano-. Su vertiente como relato de suspense, culminará en un tan excelente como violento, trágico y nihilista desenlace, en el que, entre otras víctimas, se truncará la posibilidad de futuro sentimental para este abogado desencantado de la vida. Precisamente, en el afloramiento de esa llamada a la esperanza surgirá la mejor secuencia de la película. Unos instantes excelentes, llenos de sinceridad e incluso ironía, alejados de toda tensión, en los que Joe y Katherine cenan casi en solitario en ese restaurante italiano -sus dueños han preparado el terreno para dicha cita- y poco a poco, desde una timidez inicial, irán surgiendo los detalles de una relación basada, como ellos mismos reconocerán, a partir de dos soledades compartidas. La planificación y la modulación de los planos favorecerán la debida temperatura emocional a un tan breve como excelente pasaje.

Calificación: 3